Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Navegación

Navegación
Menu de navigation
Usted está aquí: Inicio

Mito Galán, un nombre para una historia

Juaco el molinero, el abuelo de la saga, vivía en la esquina y allí se sentaba enfarinado en el histórico banco hoy desaparecido. Su mirada diaria y discreta abarcaba el resto de la acera que regentaba la familia:  Nieves, la frutería, su madre Carmen, un comercio de ultramarinos devenido ferretería, la abuela llevaba el estanco y la tía, poco más allá,  controlaba la famosa, indescriptible e inenarrable tienda “Casa Tiva”. Todos ellos son los “Galán” parte de la memoria empresarial del valle. Un negocio que casi setenta años después sigue defendiendo Guillermo Fernández alias “Mito Galán”.

Con sus 84 años bien llevados acude incansable, un día sí y otro también, a lo que considera su verdadero mundo. Un ritual inmutable: abre la puerta, enciende la radio,  porque es importante estar informado, y allí, erguido ante el mostrador, empieza la larga espera. Una tienda a la antigua en la que su memoria prodigiosa encuentra al instante el clavo necesario ese día. Un laberinto que es solo la parte emergida  del iceberg. La tapia que lleva al sótano abre su verdadera caverna de Alí Babá: decorados que engalanaron el escaparte, objetos convertidos en antigüedades y un centenar abundante de botellas de coñac y de ginebra para emborrachar a medio Turón.

Ver entrevista