Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Navegación

Navegación
Menu de navigation
Usted está aquí: Inicio / Cultura / Monumentos / El convento de Villabazal / El convento de Villabazal
Acciones de Documento

El convento de Villabazal

« No perdamos nada del pasado, decía Anatole France, sólo con el pasado se forma el porvenir ». Reflexión lapidaria para un valle cuya historia se ha ido desarmando mentalmente con alguna que otra sacudida, pero muy rara, de indignado amor propio. Cuando el nuevo consultorio está a punto de resurgir, tal un fénix de ladrillo prolongando la larga historia de nuestro histórico edificio de la Salle, se inicia el desmontaje de las piedras enmudecidas y los epígrafes “identitarios” del convento de Villabazal. Un momento singular para los vecinos para los cuales ese cúmulo de piedras es un fragmento de la historia del barrio. Las buenas intenciones del Ayuntamiento, ante la inseguridad del edificio, apuntan a una necesaria conservación de lo esencial. Que las magníficas fotos de Daniel González y nuestra última mirada no nos dejen indiferentes.

Comienza esta semana la primera fase del desmontaje de una construcción en Villabazal datada en 1793 y que cuenta con tres inscripciones epigráficas

 

Tras un largo proceso, que ha requerido la elaboración de estudios históricos y arqueológicos impuestos por el órgano competente en protección del patrimonio cultural y que ha tenido que esperar a recibir el visto bueno del Principado, los trabajos comenzarán previsiblemente el jueves. La actuación, con una inversión global que se prevé supere los 40.000 euros, consistirá en el desmontaje de un inmueble en ruina, garantizando así la seguridad ciudadana y el ornato, siendo la intención final del Ayuntamiento con respecto al solar vacante la de recuperar el espacio para el uso público y conservar, proteger y exponer los elementos de valor e interés histórico para el conocimiento de toda la ciudadanía, como acción de protección y difusión del patrimonio cultural local

El Ayuntamiento de Mieres, a través de la concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible que dirige Delia Campomanes, informa de que la próxima semana, tras recibir el 29 de marzo la esperada autorización al proyecto de seguimiento arqueológico y si la meteorología lo permite, comenzará la primera fase del desmontaje del muro de piedra del inmueble popularmente conocido por los vecinos y las vecinas de Villabazal, en Turón, como El Convento. De hecho hoy mismo, la edil, junto al Ingeniero Jefe de Sección de la Dirección de Obras Municipal, Félix Santos, acudieron a la zona a visitar esta construcción con la empresa encargada de realizar los trabajos y el equipo de arqueología encargado del seguimiento de los mismos con el objetivo de concretar aspectos de la obra a realizar y los plazos previstos. Cabe destacar, en este sentido, que la actuación que comenzará previsiblemente el jueves 11de abril corresponde a una primera fase del proyecto, que responde al interés prioritario de eliminar el riesgo que supone el muro, si bien ya está realizado el proyecto completo de demolición que está pendiente de recibir el visto bueno de la Consejería de Cultura. Esta actuación ha requerido la elaboración a cargo del Ayuntamiento de una serie de estudios y análisis históricos y arqueológicos previos—a petición de la Consejería—para analizar el interés y valor histórico y patrimonial de la construcción, tanto por su antigüedad, datada en 1793, como por la existencia de tres inscripciones epigráficas en los sillares de los vanos de la planta baja y el primer piso de la edificación. En concreto, las inscripciones son las siguientes: “HIZOSE EL AÑO/ DE 1793”, “IHS / AVE / MARIA PURISIMA / SIN PECADO / CONSEBIDA / Año de 1793” y una tercera, en mal estado por la avanzada erosión del soporte en la que, según la evaluación realizada por la historiadora Lorena Meana haciendo referencia a menciones de gente de la zona, hace años podía leerse “QUOZ DABIS ABEBIS”.

El estudio de la historiadora concluyó que la antigüedad parece, ante estas pruebas, constatada, si bien no se ha localizado documentación suficiente que corrobore la posibilidad de que haya sido un convento. En este informe se reconoce cierto valor histórico y etnográfico a la construcción por su antigüedad y características arquitectónicas pero se destaca el mal estado de la construcción. La actuación de desmontaje piedra a piedra irá acompañada por un seguimiento arqueológico y que permitirá conservar las piedras inscritas que, en principio, debieran ser depositadas en el Museo Arqueológico de Asturias, dado su interés histórico como testimonio del pasado señorial rural del valle de Turón, actualmente prácticamente desaparecido debido a la profunda transformación del paisaje rural tradicional de este territorio que supuso la introducción de la minería en el mismo a finales del siglo XIX. De todos modos, tras varias conversaciones entre la Dirección de esta institución y Ayuntamiento, se tiene ya avanzado un acuerdo con el objetivo de firmar un convenio de cesión entre ambos, que permitirá el mantenimiento de las piezas en el concejo.

Por el momento, en esta primera fase de desmontaje se verá afectado un sillar con inscripción, que será trasladado a instalaciones municipales, con todas las medidas de protección y cuidado correspondientes, hasta que se realice la actuación de desmontaje total y se decida la forma en la que se van a exponer estos elementos. En este sentido, el Ayuntamiento trabaja en varias opciones para su instalación, siempre protegidos y bien conservados, en un espacio donde la ciudadanía pueda visitar y conocer la historia de los elementos que se conserven de la construcción. Con toda la tramitación –estudio histórico, arqueológico y tramitación para iniciar los trabajos—realizada por parte del Ayuntamiento, el desmontaje quedó pendiente de recibir luz verde por parte de Cultura. Una aprobación que ya se ha conseguido para esta primera fase de la actuación, más urgente por cuestiones de seguridad, y que comenzará de manera inminente. La segunda fase, para el resto de la construcción, arrancará en cuanto se tengan los permisos pertinentes por parte de la Consejería. La actuación supondrá una inversión global de más de 40.000 euros y permitirá recuperar este espacio para el uso público de la ciudadanía y, al mismo tiempo, conservar y proteger los elementos de interés y con valor histórico y etnográfico para el conocimiento de todo el valle de Turón y el concejo de Mieres.

 

Sofía Gutiérrez Álvarez - Gabinete de Prensa Ayuntamiento de Mieres - MIERES 05/04/2019