Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Navegación

Navegación
Menu de navigation
Usted está aquí: Inicio / Historia / Homenajes / Las 11 víctimas de 1967
Acciones de Documento

Las 11 víctimas de 1967

La placa conmemorativa inaugurada en agosto de 2007 pretendía convertirse en un recordatorio de aquella terrible catástrofe minera para todos los paseantes y las generaciones turonesas por venir. Sin embargo, seis años más tarde, aquellas once víctimas del Grupo Santo Tomás, así como las otras cuatro del Pozo Santa Bárbara fallecidas el mismo año, han pasado al olvido. El Grupo Santo Tomás cerró el mismo año 1967, sepultando con él sus propios recuerdos y hoy, 46 años después, la amnesia y el abandono parecen “casi” total. Gracias Carlos, uno de los promotores en su día del acto conmemorativo, por ese “cuerpo a cuerpo” contra la indiferencia de la Historia.
Entre Polio y Cutrifera
Carlos Vega Zapico


Al menos, un recuerdo

Aquel 14 de agosto de 1967 el incesante sonido del “turullu” no anunciaba nada bueno. Poco tiempo tardamos en saber que la catástrofe se había producido en Santo Tomás. Solo bastaba seguir el ligero paso de losRamo de flores 2013.jpg vecinos que poco a poco iban llenando la pequeña explanada ansiosos de contradictorias noticias. Por la bocamina, entraban y salían mineros interrogados incesantemente por familiares y amigos ansiosos de noticias.

No hizo falta esperar mucho porque la tragedia estaba escrita en los rostros. El grisú había segado la vida de Celestino, Manuel, Félix, Rafael, Francisco, Luis, Juan, José Antonio, Manuel, Adriano y José (1) mientras se encontraban en la capa 12 del primer piso. No hubo derrumbamiento, fallecieron víctimas de la asfixia o quemaduras. La familiaridad con la desgracia, volvía a poner la nota de dolor en nuestro Valle.

40 años más tarde -14 de agosto de 2007- en una soleada mañana de mediados de agosto quisimos homenajear a las víctimas de la mayor catástrofe minera de nuestro Valle con un sencillo acto. Y, allí estaban todos, políticos, asociaciones locales, vecinos, familiares y algún que otro despistadillo que en aquellos momentos pasaba por allí y se encontró con el acto. Hasta la Televisión del Principado de Asturias retransmitió con una unidad móvil el acto -que luego daría en diferido- por aquello de la programación. Todo era recuerdo, emoción y más de una lágrima cuando el Coro Minero despidió el acto.

Paso a menudo por el lugar y veo con tristeza el estado de abandono en que se encuentra. Como cada 14 de Santo Tomás 1967 - montaje.jpgagosto, ahora sin público, me acerqué a la bocamina. Dejé, en la puerta, unas sencillas flores y mientras un muchacho daba de beber a su perro y me miraba con cierta extrañeza, a la mente me vinieron aquellos versos de Gustavo Adolfo Bécquer:

 




Despertaba el día
Y a su albor primero,
Con sus mil ruidos
Despertaba el pueblo.
Ante aquel contraste
De vida y misterios,
De luz y tinieblas,
medité un momento:
¡Dios mío, qué solos
Se quedan los muertos!

 

 

 

 

 


Turón, 14 de agosto de 2013

 

 


 

(1) Los once mineros fallecidos fueron: Rafael Alonso García, Juan Díaz Fernández, Luis Flórez García, Félix González González, Celestino González Pulgar, Manuel Grandas López, Francisco Lobeto Dacal, José Antonio López García, José Martínez Faro, Adriano Augusto Teixeira y Manuel Vázquez Prieto.