Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Navegación

Navegación
Menu de navigation
Usted está aquí: Inicio / Historia / Minería / Herencia minera de Turón
Acciones de Documento

El carbón reivindica

LA HERENCIA MINERA DEL VALLE DE TURÓN TURON -PANORAMA-1.jpgDecir valle de Turón es decir valle del carbón. Hacía más de 300 millones de años que la naturaleza venía esperando que alguien descubriera su secreto mejor guardado, para ello había hecho confluir es este valle tres circunstancias únicas e irrepetibles en toda la Cuenca Central Asturiana. Por un inexcrutable designio este valle está orientado de Este a Oeste. Por otro lado sólo este valle adaptó con exactitud su fisiografía a una espectacular estructura sinclinal. En tercer lugar el valle de Turón forma una especie de espiral central y geográfica del gran territorio hullero asturiano. Este valle puede presumir de haber sido literalmente el eje geográfico y geológico del fenómeno industrial que mayor repercusión habría de tener en la conformación de la moderna historia de Asturias y por ende de España

LA HERENCIA MINERA DEL VALLE DE TURÓN

TURON -PANORAMA-1.jpgDecir valle de Turón es decir valle del carbón. Hacía más de 300 millones de años que la naturaleza venía esperando que alguien descubriera su secreto mejor guardado, para ello había hecho confluir es este valle tres circunstancias únicas e irrepetibles en toda la Cuenca Central Asturiana. Por un inexcrutable designio este valle está orientado de Este a Oeste. Por otro lado sólo este valle adaptó con exactitud su fisiografía a una espectacular estructura sinclinal. En tercer lugar el valle de Turón forma una especie de espiral central y geográfica del gran territorio hullero asturiano. Este valle puede presumir de haber sido literalmente el eje geográfico y geológico del fenómeno industrial que mayor repercusión habría de tener en la conformación de la moderna historia de Asturias y por ende de España

 

EL MARCO GEOGRÁFICO

El valle de Turón se localiza en el reborde sur-sureste del municipio de Mieres. Tiene una superficie aproximada de 50 km2 y lo confinan al norte, este y sur los brazos montañosos del cordal de Urbiés, Sierra de Navaliego y Cordal de Longalendo respectivamente, delimitando los municipios de Langreo, San Martín, Laviana y Aller.

El río Turón que tiene su nacimiento en la fuente La Rigá (estribaciones occidentales de Navaliego), constituye la arteria receptora de todos los arroyos que arañan las empinadas laderas de sus montañas. El curso de sus aguas recorre el lecho del valle sin apenas sobresaltos desembocando al río Caudal en la localidad de Figaredo, tras 15 Km. aproximados de recorrido.

Desde una perspectiva un poco alejada del valle, en su orografía se aprecia la angostura y profundidad en las cotas baja y media, a partir de la cual la distancia entre laderas opuestas alcanza la máxima distancia de 4,5 Km. entre las cimas del pico Polio y Cutrifera.El Collau 8.JPG

El relieve estructural de las montañas que integran sus cordales participa de las mismas características que sus vecinos de la Cuenca Central Asturiana. En general son de suave perfil y de fácil acceso y, sin embargo, por su estratégica situación constituyen prestigiosas atalayas sobre los horizontes inmediatos, la rasa costera, Picos de Europa y la Cordillera Cantábrica.

En orden a su altimetría sobresale de manera relevante el pico Burra Blanca (1.152 m.) techo del concejo de Mieres y vértice que encadena de este a oeste el cordal de Longalendo, por los picos Cuetu Ventosu (1.148 m), Culladiella (1.105 m.) y Cutrifera (1.064 m.).

Desde el Burra Blanca hacia el septentrión se extiende la Sierra de Navaliego cuyo perfil cumbrero integrado por los picos Sierra Alta (1.089 m.), Revoltona (1.086 m.), y Tres Concejos (1.095 m.), constituye la divisoria administrativa de Laviana con Mieres.

En el Tres Concejos tiene lugar un nuevo cambio de rumbo que navega en este caso hacia el poniente a caballo del Cordal de Urbiés. Esta cadena de montañas se va sucediendo una tras otra entre los municipios de Langreo y San Martín y Mieres por los picos Cruces (954 m.), Cogollu (1.017 m.) y Polio (1.051 m.). La delimitación geográfica de los cordales forma los tres palos de una U orientada de oriente a occidente en cuya abertura se ubica la entrada natural del valle.

 

RÍO Y CARRETERA DIBUJANDO EL VALLE

Encajonados el río y la única carretera urbana, ambos avanzan juntos a lo largo del valle hacia arriba hasta el lugar conocido como Entrerríos. A partir de aquí el río y la carretera, denominada AS-337, se divorcian ostensiblemente, empinándose esta última por la margen derecha del valle, hacia Urbiés, y los confines del municipio, traspasándolos hacia Sotrondio y Ciaño por los Altos de La Colladiella y La Mozqueta, respectivamente.

En un medio físico de relieve tan abrupto, el espacio urbano que aparece dispuesto linealmente por el fondo del valle y desperdigado por sus laderas, está compuesto de 142 asentamientos muchos de ellos deshabitados. A pesar de todo, su población se totaliza en cerca de las 6.000 personas.

Urbiés desde la Xamonda.JPGEl conjunto de estos núcleos constituye la unidad geográfica del Valle de Turón, repartida en la actualidad en cinco parroquias eclesiásticas ubicadas en Figaredo, La Cuadriella, La Felguera, San Andrés y Urbiés.

La sociedad turonesa ya hace muchos años que lleva demandando la denominación “Valle de Turón” al conjunto de barrios, aldeas y caseríos que salpican todo el espacio territorial comprendido entre el entronque de la carretera AS-242 en Figaredo y el cumbral superior de la Sierra de Navaliego. Es por lo que demandamos este cambio de denominación que ha de tratarse en los organismos correspondientes

 

TURÓN, PATRIMONIO HISTÓRICO DE LA MINERÍA

Hulleras del Turón inició sus trabajos en el valle en 1.890 formando un coto minero de 5.198 hectáreas. Por esa misma fecha la mina “Clavelina” comienza con sus tareas mineras en la zona de La Llama siendo sus propietarios el matrimonio Ortiz y Nemesia Lastra. En el año 1.880 el valle contaba con 2.600 habitantes incrementando su población merced al desarrollo industrial a 9.866 en el año 1.919. Desde principios de siglo y sobremanera entre los años 40 al 60 tuvieron en activo más de 200 bocaminas a lo largo del valle. Fue el de más densidad de minas por Km. sin parangón en el país. En 1.960 solamente la empresa Hullera del Turón contabilizaba una plantilla de 6.400 trabajadores. En 1.968 esta empresa se integró en Hunosa, y posteriormente, en 1.998, lo hizo Minas de Figaredo. En 1.992 comienza en el valle el cierre de explotaciones, manteniéndose a pleno funcionamiento el Pozo Figaredo hasta estos días. Los trabajos mineros han dejado desde sus inicios importantes secuelas, no solo medioambientales, si no sociales dejando un rastro de más de 250 víctimas mortales y multitud de mutilados físicos.

El valle de Turón ha sido declarado “Patrimonio histórico de la minería española” por la corporación municipal. Esta denominación lleva tras de sí una serie de actuaciones que tratan de recuperar o mantener el rico patrimonio encajándolo para ulteriores proyectos culturales, turísticos e industriales, en el marco natural del valle. Nos estamos refiriendo a los pozos mineros y su infraestructura adyacente, como los ya desaparecidos pozos de La Balanza cuya plataforma se ubica en la cota 690 m. y El Rincón, (este último no llegó a funcionar por desgraciados motivos), el pozo Espinos (1926) el pozo San José (inaugurado en 1957) el pozo plano de Fortuna (1938) y el Pozo Santa Bárbara (1913).Cuadriella1-01359.JPG Diferentes bocaminas, más 400 de las que 80 que esperan engrosar el patrimonio industrial según contempla el BIC. Sobresale entre ellas la bocamina del 4º de San Pedro, la más antigua de la región según su epigrafía (1891). En La Cuadriella, tras su reciente transformación en polígono industrial, aún guarda elementos destacados a perseverar, como son la central eléctrica, su chimenea y varias instalaciones del siglo XIX. La chimenea, espera una restauración completa, preservando su actual estructura. También sobresalen las huellas que han dejado las trincheras del ferrocarril minero, planos inclinados, (aún se conserva la traza del plano “El Artusu” el más largo de toda la geografía minera asturiana)

Existen en el ordenamiento jurídico instrumentos susceptibles de originar diversas políticas de ordenación del territorio. Recientemente ha surgido la aprobación en la Junta General la ley 1/2001 de 6 de marzo del Patrimonio Cultural de Asturias. Es importante señalar que el sistema de tutela que introduce la legislación protectora del patrimonio histórico tiene distintos niveles de protección, siendo la más adecuada para este valle la categoría de BIC (Bienes de Interés Cultural). Urge el inventariado de todo el patrimonio industrial de Turón como se contempla en la Ley.

 

POZO SANTA BÁRBARA

Pozo Santa Barbara1-1.JPGNos ha acogido por sorpresa y es muy bueno para el valle el que el servicio de Patrimonio de la Consejería de Cultura del Gobierno del Principado de Asturias y a través de DO.CO.MO.MO.-Asturias ha inventariado el Pozo Santa Bárbara como bien a incluir en el Patrimonio Industrial Histórico de Asturias, tras un acuerdo alcanzado entre la Dirección General de Bellas artes del Ministerio de Educación y Cultura. El pozo minero de Santa Bárbara es el elemento número 16 de los 49 bienes históricos identificados en las 14 autonomías implicadas del estado español que amenazan ruina segura. Esta designación es una satisfacción para los mierenses y turoneses en particular aunque entendemos que todo el valle de Turón, a lo largo del cual se ubican un amplio abanico de valores patrimoniales, deberá estar integrado todo él en la misma declaración.

En sus diferentes fases de actuación para estos bienes culturales: IN (inventario), EP (estudio previo), PD (plan director), PRO (proyecto de actuación), el pozo Santa Bárbara esta colocado en su lugar más avanzado (PD) destinado en la fase de actuaciones urgentes.

Por lo tanto, es necesaria la creación de una fundación vinculada al entorno minero que coordine los medios por los que se ponen en valor el paisaje geológico, industrial y humano con un centro encuadrado en el pozo Santa Bárbara, llenándolo de contenidos por medio de los cuales se trasmita, entre otras cosas, la relaciones de la industria minera y la comunidad y que sirva para otras funciones científicas ligadas a la investigación de toda la minería asturiana.

Debe de llevarse a cabo este proyecto con la aportación de todos los entes implicados: HUNOSA, con el valor incalculable de su documentación histórica, la Dirección General de Industria y Minería, por la referencia de sus archivos y la vocación demostrada en defensa del patrimonio, La Dirección General de Cultura, responsable del patrimonio histórico La Universidad, La Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente la que depende el paisaje protegido de las Cuencas Mineras, y el Ayuntamiento de Mieres por la obligación contraída por ley de la defensa de los bienes de interés cultural.

Los vestigios y huellas de su patrimonio definen su paisaje y su riqueza cultural. Es además un potencial de desarrollo alternativo, enriquecido con la subsistencia de un entorno natural y campesino presente en su paisaje y paisanaje, tradiciones y cultura etnográfica.Santa Barbara desde Armiello-1.JPG

 

FONDOS MINEROS

En los Códigos de Tratamiento al valle se le designaron 4 proyectos. El polígono de La Cuadriella y el colector del río Turón para la Fase 2. La vía férrea Figaredo - La Cuadriella y la actuación urbana en el pozo San José para la Fase 4. Teniendo en cuenta que los Fondos Mineros caducan en 2005 y que del monto global del dinero reservado inicialmente para todas las actuaciones en España fue de más de medio billón de pesetas de las que aún restan 95.000 millones para invertir nuestra región, nuestra posición es tan pesimista que creemos a Turón no le llegará el dinero para invertir en los proyectos aún vigentes.

 

EL ENTORNO NATURAL Y CULTURAL...

La consejería de Medio Ambiente ha decido incluir en el PORNA (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias) la figura de un paisaje protegido para una comarca determinada de las cuencas mineras entre las se incluye la mitad de la geografía del valle de Turón. (25 Km.2), localizados entre el espacio comprendido en la conjunción de los cordales de Longalendo, Navaliego y Urbiés.

El resultado de esta declaración, que ya ha pasado el período de alegaciones, es más que beneficioso para los habitantes de toda Cuenca Minera en general y para los turoneses en particular.

El decreto en cuestión trata de proteger los hábitats de especies amenazadas que están incluidas en los Catálogos Regionales y Nacionales que se encuentran presentes en el ámbito del territorio de la cuenca, partiendo de una zonificación y normativa específica. Desarrollando planes de conservación concretos, haciéndolos extensibles también hacia las poblaciones que integran dicho paisaje. También se recoge en dicha declaración la ordenación del territorio, con la puesta en marcha de actuaciones y dotando a la zona de instalaciones para el uso y disfrute de los futuros visitantes, sin que suponga un riesgo para de los propios valores a conservar.

POR ABLANEO-1.JPGPromover el conocimiento del territorio, potenciando el desarrollo de programas de educación medioambiental y de otras actividades relacionadas con el propio entorno natural y etnográfico es otro de los objetivos que contempla el decreto de declaración. A estos objetivos hemos de añadir otros relacionados con nuevas alternativas económicas, potenciando programas sectoriales en base un desarrollo sostenible que contempla la mejora de actividades relacionadas con el uso público del espacio, las tradiciones compatibles con el mismo y un uso racional del turismo recreativo.

Mejorar las condiciones de vida en los núcleos de población que se reparten por toda su orografía es otro de los condicionantes de la declaración, que se llevarán a cabo mediante un programa y actuaciones orientadas fundamentalmente a resolver las numerosas deficiencias que se manifiestan en el poblamiento desde hace muchos años.

Nuestros bosques esquilmados cuya materia prima marcha a rumbos lejanos es otro potencial de desarrollo para este valle. La trasformación de la madera en muebles y otros elementos es básica para la creación de puestos de trabajo.

 

Y ALGUNAS EXIGENCIAS

El cierre de la explotación minera a cielo abierto del monte Polio, prometido para finales del año 2002 aún se perpetúa. Consideramos esa zona para usos ganaderos y de ocio, haciendo compatibles ambas actividades, haciendo la segunda sostenible para todo el año. Allí caben deportes al aire libre como pueden ser un campo de Golf, senderismo a través de una pista “Finlandesa” que recorra todo el cordal de Urbiés.

La creación de más patrullas rurales de la Policía Municipal es otra de las demandas que nacen desde esta plataforma vecinal

Exigimos para el Pozo Santa Bárbara la creación de un centro de interpretación del medio natural y del resto de los valores que se integran en el mismo, como son: la etnografía, la arqueología minera, del patrimonio viario, la historia, el paisaje y paisanaje que encierra el valle. Será en definitiva un museo vivo que acarreará puestos de trabajo, por medio del cual se puede mostrar a los usuarios del paisaje protegido, la integración de las actividades tradicionales en el medio natural. En definitiva, un centro de interpretación de estas características, se revela como un instrumento muy adecuado para dar a conocer a interpretar la riqueza de todo su entorno a la vez que fomentar el respeto y por lo tanto su conservación.
El proyecto ya elaborado y presentado al movimiento ciudadano de Turón como también a la consejería de Medio Ambiente, está a la espera de su puesta en ejecución

El tiempo vuela a toda prisa y el valle de Turón y sus habitantes necesitan con urgencia ver plasmados en realidades los numerosos proyectos de Colladiella 2.JPGtoda índole que se barajan actualmente. El saneamiento del río Turón y sus afluentes, el saneamiento de algunos pueblos de montaña, la creación de espacios urbanos con nuevos aires de modernidad, una escuela formación profesional, residencia de ancianos, el arreglo de caminos y aldeas y un largo etcétera. Están pendientes muchas más actuaciones, como son la recuperación del río Turón, circunvalación y actuaciones urbanas entorno a San Francisco, el pozo San José y La Veguina. La restauración de las escombreras de La Llama y La Escribana es urgente, así como la señalización de la carretera AS-337. El desarrollo de los recursos turísticos con el aprovechamiento de vías mineras para senderismo y bicicleta, el patrimonio industrial y paisajístico, son factores que la corporación municipal ha de tener presente. Últimamente ha surgido para Turón otro gran proyecto senderista a cargo de la Consejería de Medio Ambiente. La ruta recorre el valle en sentido longitudinal en una distancia de 16 Km. que se llegará a comunicar con los valles mineros colindantes.

Aun está pendiente la señalización de la “Ruta de La Llama” proyecto ya elaborado por la FEMPA por encargo del Ayuntamiento. Es también muy urgente la preservación de los caminos y sendas del valle. Su patrimonio viario tiene unas connotaciones que van mucho más allá de las consideraciones románticas y sentimentales.

La ruta de Jacobea de San Justo es otra de las aspiraciones del colectivo turonés, cuyo proyecto ya hace años que está aprobado por la corporación municipal.

La recuperación de la Mina Imagen de La Colladiella debe de acometerse ya, e integrarla como elemento destacado en el Paisaje Protegido de Las Cuencas

La guinda, y con ésta se cumpliría uno de nuestros grandes objetivos de futuro, será la designación de Turón como Junta de Distrito, ya acordado por la corporación municipal.

 

ÁNGEL FERNÁNDEZ ORTEGA