Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Navegación

Navegación
Menu de navigation
Usted está aquí: Inicio / Ocio / Fiestas / Foguera de Cortina 2018
Acciones de Documento

Foguera de Cortina 2018

El valle era de todos pero los Figaredo se pusieron enfrente hurgando las negras entrañas y tiñendo el agua. Desafiando el capital despiadado y la arrogante tecnología, Cortina, con sus casas, la capilla de San Clemente y Casa de los García Bernaldo de Quirós disfrutó del esplendor y lloró en primera fila el cierre de nuestra minería. El último relevo de ese veintinueve de junio de 2007 selló el final de una convivencia de dos siglos entre la gente y sus minas. El pueblo sigue ahí, al borde de la carretera en un cara a cara con poca conversación. Dicen algunos estudiosos que uno de los orígenes del nombre nos viene del latín pasando por el griego, auleae o aule, que viene a ser algo así como “ patio cercado” Quizás la capilla con el ábside cuadrado, su nave y el atrio cerrado con muro de mediana altura, nos sirva de demostración circunstancial. Nos da igual. En los años setenta atribuían a la aldea más de quinientos habitantes, hoy los muy optimistas 181 vecinos y 106 viviendas. A la vista del estado del censo publicado y del real de nuestro valle e incluso de nuestro municipio, cabe pensar que los números son exageradamente abultados. Nos da igual. Nuestra visión del valle no la condicionan ni las estadísticas, ni las parroquias, ni las opiniones. El río sigue dibujando el valle de arriba abajo, con Cortina al otro lado. Seguramente son menos que en otros barrios o pueblos pero aquí el prado sigue acogiendo discreta pero puntualmente sus tradicionales fiestas con la ermita velando. Este año el ánimo, con presupuesto minúsculo pero con brazos generosos, impulsó la actividad sanjuanera. Los 16 y de 17 de junio pusieron alegría en los rostros, chispas en el cielo y fuego en la madera. El intimista reportaje de José Vicente Secades con su triple mirada al castillete, la carpa festiva y las casas ha vuelto a congregar lo que siempre estuvo unido. La magia de su colorido hace que la historia nos sea más llevadera. El valle era de todos y lo sigue siendo.