Herramientas Personales

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Navegación

Navegación
Menu de navigation
Usted está aquí: Inicio

Vicente Secades, el último modelista

 

Las escaleras siempre cruzaron la güerta, los caquis y las patatas. Arriba la casa familiar, la de siempre. Bárcena es su mundo y la mejor atalaya para dominar el emblemático barrio industrial de La Cuadriella, curva de entrada al resto de Turón.  En su taller, que ya le viene de su hermano, Vicente Secades conserva mil herramientas y otros tantos recuerdos de una vida dedicada a la pasión de su vida: la madera. Muestra satisfecho y apasionado los objetos fruto de una pericia aún desconcertante. Gestos meticulosos y palabras  recobran su exaltante vida de modelista. 

Hace sol y Vicente contempla, como cada día,  el emplazamiento de la Iglesia de Santa Bárbara en la que destaca para siempre la labor de sus manos, el refinado altar tallado. Su mirada vive poblada de recuerdos inalterados de su larga vida al servicio de la Empresa, Hulleras de Turón. Describe los pocos edificios restantes y reinstala con detalle los ausentes, a la sombra de la imperante, inconfundible y briqueteada chimenea, testigo  silencioso de ese largo pasado industrial. Escalera abajo, los pasos de Vicente desaparecen hacia La Veguina, ladeando con la imaginación el taller y la carpintería. Es el caminar pausado del último modelista de nuestra minería.

Ver entrevista